martes, 28 de diciembre de 2010

¡Ay, democracia! ¡Nueva canción política de Krahe y epitafio al sistema!

Hace más de 4 años le pedí al amigo Juanito Kalvellido una ilustración para mi original soneto que más abajo reproduzco. Debió de darse cuenta de que los méritos del poema había que atribuirselos al maestro Neruda porque lo que me pintó fue el busto del vate chileno, y también compañero. Yo luego prescindí de su gracia y en otros medios usé esta viñeta (de portada) suya que ya conocía, más oportuna.
Hace más de 4 años que al bueno de Javier Krahe le robé 2 versos, sirva como atenuante que solo fue uno, el segundo, pues el primero él lo tomó prestado de Neruda. Pongo "los suyos":

Me gustas, Democracia, porque estás como ausente
con tu disfraz parlamentario,
Y los "míos":
Me enojas cuando callas porque estás como ausente,
y huele como a cieno, tu disfraz parlamentario.

Es sabido que Krahe tarda tanto en escribir sus canciones que uno puede remedar el Quijote como hizo Avellaneda. Mas no logré nada parecido. En noches de Malasaña y de Galileo, Javier me fue cantando sus progresos y yo aún me avergüenzo de que en unas horas perpetré lo que arriba llamaba original soneto:
Me enojas cuando callas porque estás como ausente,
y huele como a cieno, tu disfraz parlamentario.
Parece que la justicia te la hubieran robado
y que tus dueños no te dejaran salir del armario.
Me enojas cuando callas y estás como distante.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Me regalas el voto… campañas electorales,
políticos amables… me toman por masoca.
Pero ocultan que escondes el averno,
que tan bien pintó el divino Dante:
Oh, selva selvaggia e aspra e forte
che nel pensier rinova la paura”.
Eres la menos mala de las formas de gobierno,
pero te pareces a la palabra hipocresía.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza.
Déjame al menos también que te mande al cuerno.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Y te pareces a la palabra tiranía.
Una palabra entonces, una tiranía tapa.
Y estoy triste, triste esta noche de que sea cierto.
(http://www.kaosenlared.net/noticia/y-te-llaman-democracia)


El Krahe para algunas de sus mejores canciones se toma todavía más tiempo, le distraen musas y musarañas, recuerdo ahora los endecasílabos esdrújulos de las Antípodas, más difícil todavía su Minimal de Amor, con versos mínimos de sílabas y sin embargo legibles; tampoco hay que desdeñar su plagio de la Odisea, Como Ulises, o esa balada incluso bailable y enamoradiza (¿te acuerdas Marisa?) de Paréntesis, por no hablar de su Conócete a ti mismo, igualmente publicado ahora, ¿ ya 2011? y empezado en 2003. ¡Ah, cono! Me olvidaba de su más lograda letra, Piero della Francesca, ahí sí que se justifica un moroooooso y deleitoso retraso hasta llegar a ese coño, morenó saladó, como el de la copla....
Volvamos al artista, dado que su letra sigue así:

con tus listas cerradas, tu Rey, tan prominente,
por no decir extraordinario,
tus escaños marcados a ocultas de la gente,
a la luz del lingote y del rosario.

Para mí al principio sus sutilezas irónicas sin más desarrollo que esos 2 versos me irritaban un tanto, por eso que discúlpadme que en una noche aciaga me ofuscase y buscara por mi cuenta unos versos más directos. Luego, pasados unos meses, unos años, Javier siguió cantándome:

Me gustas, ya te digo, pero a veces querría
tenerte algo más presente
y tocarte, palparte y echarte fantasía,
te toco poco últimamente.
Pero, en fin, ahí estás, mucho peor sería
que te esfumaras como antiguamente.

Yo agradecía que cada solsticio me obsequiase con una nueva estrofa, aún fuera por teléfono. Le notaba esforzado, tú sabes -me decía- que prefiero las canciones sentimentales, pero quiero dedicarte esta. Entonces teníamos algunas discusiones sobre la oportunidad de las canciones políticas:
- Javier, si son inútiles, ¿por qué en el 85 cuando la OTAN te cerraron la boca?
- Pero yo ya entonces decidí escribir solo de lo que me divierte.
Al artista de una pieza le dolía el desamparo que sufrió por los que más boquilla ponían al cantar con libertad contra el poder o lo que fuera y que pálidos enmudecieron y no cantaron nada. Paso los años contando los que en este país se atreven a desafiar al poder y me quedo solo contigo, tú, que tienes razón, nunca has sido cantautor político:
HOMBRE BLANCO HABLAR CON LENGUA DE SERPIENTE, (señor Presidente, Pte., X)

Los sesos rebozados de delfín
que Franco se zampaba en el Azor
nos muestran hasta qué grado era ruin
el frígido y cristiano dictador.

Fue un tiempo de pololos, tinieblas y torturas...
volvamos al aquí y ahora
donde tú, Democracia, ya sé que me procuras
alguna ley conciliadora,
pero caes a menudo en sucias imposturas,
fealdades que el buen gusto deplora.

Ahí, ahí, levanta acta del cadáver presente: "Vicente, yo sólo te quiero de cuerpo presente" (Vecindario):
Como el marco legal siempre le queda chico,
y a eso el rico es muy sensible,
si tirando, aflojando, empleando un tiempo y pico,
se hace un embudo más flexible,
que tú apañes la ley a medida del rico
al fin y al cabo es muy comprensible.

¿Pero qué hay del que tiene poca voz,
privado de ejercer tantos derechos,
porqué al nudista pones albornoz,
qué hay de los raros, qué hay de los maltrechos?

¿Quién decía que la calidad de una democracia se mide por su trato a las minorías? Al nudista pones albornoz, ¡Viva la libre expresión!
Así continúa el cha-cha-chá:

Y tus representantes selectos, Democracia,
tus güelfos y tus gibelinos,
cada día que pasa me hacen menos gracia,
sus chistes son para pollinos.
A enmendar tus carencias te veo muy reacia
y están mis sentimientos muy cansinos.

Y como ya me aburre decir continuamente
"eso no estaba en el programa"
no cuentes con que vaya hacia ti cuatrianualmente,
no compartamos más la cama,
vamos a separarnos civilizadamente.
Y sigue tú viviendo de tu fama.

Triste despedida:

Cuando veas mi imagen taciturna
por las cívicas sendas de la vida
verás que no me acercan a tu urna.
No alarguemos ya más la despedida.

¿Es una canción de amor, de desamor, tal vez?

Agotada la vía parlamentaria, rediviva la tecnocracia (en su nueva versión globalizada), hábil disfraz de los intereses menos confesables, ¿qué nos queda? Habla, pueblo, tú.

(Como el Yeti, continuará)

domingo, 19 de diciembre de 2010

Del rojo y amarillo al blanco

Este blog ha permanecido más tiempo del previsto con una entrada cursi en que rendía pleitesía al otoño y sus colores. Y mientras, mudo, en blanco. Dan ganas de seguir la misma corriente. De hecho lo hago, de blanco en blanco sigo porque me toca el invierno, que un día de estos empezará también ad calendas...Es lo propio de un blog cuasi familiar. Lo que no quiero es que se cuele gente aprovechada, que me parece bien que vaya a lo suyo, pero que al menos sepa ser agradecida. Lo cual, tampoco esperaba, ya que la hidalguía no abunda. Lo mismo que el talento y otro pico de inteligencia.
Así fue que la semana del 20-N, en que estuve tan cerca de donde murió Durruti, en esta página rindiendo culto a Brumario, quedará en brumas.
Por el contrario, podríamos hablar del centenario de la CNT. Hace bien poco, conocí a uno de los cámaras que grabaron el multitudinario entierro de Durruti, cámara al hombro. Se trata de Juan Mariné. Tenía 16 años, ya dos de experiencia filmando, y una ilusión que era colectiva por hacer bien las cosas, se contase con pocos medios o menos: para que las imágenes de la cámara sobre el hombro no registrasen su cabalgar, llevaban un libro en el sobaco. Juan, en la batalla del Ebro hizo las fotos del frente que le pidió el comandante Líster. Pasó a Francia y se fugó del campo de Argelés una noche de gélido invierno cavando por debajo de las alambradas y caminando junto al mar hasta llegar a una casa que le acogió. Cuando años más tarde volvió a Barcelona para seguir su oficio, le dió el carnet el mismo miliciano en el mismo palacio que en el corto verano de la anarquía del 36. "¿Anda, y tú que haces aquí!". Por lo visto, era un espía. Otro día, os cuento más. Juan Mariné, después se encargó de la fotografía de un montón de películas, las de Joselito, por ejemplo. Y sigue en activo, (el 31 cumplirá 90) de restaurador de películas como el entierro de Durruti, en la que por cierto se ve a un grandullón con el brazo en cabestrillo al lado de la compañera del héroe libertario...el sargento Manzana. Ya conocíamos la foto.
Vuelvo al blanco. Parada en Aranda para repostar y lo que fuera menester.
De las pistas de Valdezcaray tras un caldo y pasar por la zona de pic-nic bajamos al valle del Oja, mercado del camino atiborrado en Santo Domingo con los primos Javi y primas Elena y Marian.
De vuelta a Madrid tuve que pasar por Logroño, entramos en El soldado de Tudelilla en la calle San Agustin, donde cada vez se está más a gustín, con tantos templos nuevos que honran a Baco. Pero más que sus copiosas barras, prefiero los chicharros escabechados y sardinas picantes (razón Ikuko) de esa taberna a la que mi padre me llevaba en los tiempos en que estaba en la calle Laurel y aún era mucho más estrecha. Ahí conocí a sus fundadores, Tomás, ya fallecido como mi padre, y su mujer Jacinta, que esa misma tarde hablaba por teléfono con su nieto mientras este desde la barra nos atendía. Tomás y Blas Nicolás José hicieron la guerra juntos y compartieron una camaradería imborrable, porque algo bueno tienen que tener las guerras y yo que era un mocoso de la edad de Martina lo notaba cada vez que bajábamos a Logroño. Mi padre, de buen comer, prefería su vino peleón y brindar por el buen vino de aquella juventud a marcharse sin saludarlo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

¡Coño, sí que llegó el otoño!

...en Logroño. No suelo contar chistes porque se me da mal y porque no me gusta el humor ni la comida enlatada. Dicho esto: ¿se saben aquel de unas monjas...Mejor no lo cuento yo:
Cuando vino el papa a España (ya ven hace 2 días)
recibió a monjas de todas las comunidades.
Al pasar ante el le decían:
padre venimos de Aranjuez y te damos nuestro ser.
padre venimos de Palma y te damos nuestra alma.
padre venimos de León y te damos nuestro corazón...
el papa se pone de pie, por favor, las de Logroño
que se salgan de la fila.

Pues cuando vino el Papa a Santiago yo tuve que viajar a Logroño ya que mi madre se rompió el fémur y por suerte pudieron operarla. Mientras permanecía en el quirófano llegamos a Soria y puesto que tardarían en llevarla a planta, Ikuko y Martina que tenían hambre prefirieron parar allí a tomar algo. Mereció la pena, tras un bocado, la buena tarde nos animó a pasear por la alameda de Cervantes. Martina recogió hojas para su álbum, algunas de árboles exóticos orientales preciosas. Bueno para Ikuko los exóticos son los nuestros.Lo pasamos bien con dos ardillas, la mar de graciosas comiendo, que no paraban de subir, bajar y pasar de liana en liana.
Bajamos a la ribera del Duero, desde la pensión donde se alojó Machado, por la carretera a Zaragoza entrando por la vieja ermita de San Polo (s. XII, hoy vivienda particular que a mi hija le pareció muy chachi o fetén para vivir, se ve que muy tranquilita). Nos recibió el famoso olmo seco, los chopos de los enamorados y hasta Serrat cantando con su guitarra. ¡Ah, que no se lo creen! Vean: "He andado muchos caminos"

Mi madre salió bien de la anestesia y tras unos días de temporal preinvernal hospitalarios, pero nada hospitalarios, el colorido de las viñas ya sin uvas, y otra ribera, la del Ebro, nos permitió contemplar paisajes como el de la foto de portada. Muy pequeñita se ve la torre de Briones, la más representativa de toda la Rioja Alta con permiso de la catedral calceatense. La instantánea está tomada desde San Vicente, villa ya etiquetada en este blog anteriormente. Sin duda, esta zona de meandros al cobijo del Toloño y la sierra de la Demanda al fondo con sus primera nieves es una de las más bellas de toda la península, no en balde, llamada ibérica. Claro que no lo dice un turista de fuera. Haro- Briones (de berones, pueblo ibero)- San Vicente de la Sonsierra- Labastida (también en la otra orilla, pero por esos caprichos de la historia, es alavesa, San Vicente no) y vuelta a Haro jalonaban nuestros recorridos en bici más tiernos. ¿Nos pararíamos entonces a contemplar el paisaje?
Con mi pequeña cámara la fotógrafa de este blog sacó también esta otra desde el coche:
Desde esa iglesia fortificada cada semana santa como hace 800 años o vaya usted a saber salen unos disciplinantes que se flagelan hasta reventar de sangre sus espaldas, son los "picaos" de San Vicente. A mí me parece una barbaridad, pero por lo visto son miles y miles quienes acuden a verlo.
En fin que no todo van a ser cosas malas, Martina se lo pasó muy bien con sus primas María, Inés y Asier y volvió a posar una vez más delante de esas estatuas de oficios tradicionales que han puesto en Haro. Algún día dedicaremos a la modelo y las estatuas una serie completa.
(Esta última es de hace un año. La he retomado del post ""Final de Vendimiario")
En cuanto a la fotógrafa, aprovechó para recoger la rúcula que proveniente de Italia había sembrado meses antes. De esta manera fue ella la fotografiada y su inmensa alegría plasmada por el eventual fotógrafo, servidor de ustedes.

martes, 2 de noviembre de 2010

Con la mosca detrás del Papa: "Vaticano, S.A."

Pues aquí va la reseña anunciada del libro del margen recién salido a las librerías (1). Por supuesto recoge parte del post anterior e introduce nuevas reflexiones tras su lectura. Ahí va:

"El primer pecado de la humanidad fue la fe; la primera virtud, la duda" (Carl Sagan).

Si ponemos en Google "Banco del Vaticano" lo primero que salta a la vista es LAVADO DE DINERO. El banco que se ocupa de todo tiene el piadoso nombre de Istituto per le Opere di Religione, IOR. Recientemente sus barandas han vuelto a las mismas. Su responsable Gotti Tedeschi, parecía el hombre adecuado para regenerar la institución que fundó Nogara en 1942 "libre de consideraciones religiosas". Es el hombre del Santander desde hace 18 años en Italia, de misa diaria y cercano al Opus.
Para el profano que les escribe la perplejidad es múltiple. No sé por donde empezar. Veamos, tal vez, por seguir el orden de la oración, analicemos el sujeto.
Banco del Vaticano. ¿Existe una banca dentro del Vaticano? Propiamente, no. A finales del 2009 el Estado del Vaticano, habida cuenta los escándalos financieros de décadas precedentes (en especial la época de Marcinkus y la quiebra del Banco Ambrosiano) y los 5000 documentos secretos que el libro aquí reseñado aporta, decide aplicar la legislación comunitaria sobre la prevención del blanqueo de capitales. Pues bien, los términos del acuerdo no son sencillos:

"(...) Deberá comprometerse igualmente a adoptar toda la legislación comunitaria bancaria y financiera pertinente cuando se cree un sector bancario en la Santa Sede, si esto sucediese".

Cursiva ¿Qué es entonces el IOR? ¿Y los más de 5000 millones de euros de sus cuentas? (Véase pág. 248 y siguientes). ¿Son para pías causas? ¿O vienen alimentando dictaduras, rebeliones, golpes de estado e intercambios con las mafias, por aquello de que el dinero non odet, no huele? En la práctica es una entidad de crédito incluso con una ventanilla real intramuros en el torreón de Nicolás V que concede préstamos y todos los servicios adicionales que demanda su clientela.
En este pudor hacia el dinero, que visto el misterio contable de sus balances más parece ocultación, ofrecen una competencia desleal a la altura de los mayores paraísos fiscales: privacidad, generosos intereses exentos de impuestos y la inaccesibilidad de las cuentas escudadas bajo la no injerencia de los demás estados soberanos (2). ¡Un banco offshore!, por usar uno de los anglicismos a los que son tan dados los italianos.


Nos toca ir al predicado: LAVADO DE DINERO, corrobora Google. En el Paraíso, Dante pone en boca de san Pedro estas palabras dirigidas a un ángel. "Si debes errar, que sea por bondad".
Obras son amores y no buenas razones o sermones en este caso. Se sabe de acciones purpuradas que son inversiones bursátiles que datan desde tiempos de Mussolini: balas para el ejército en Abisinia, preservativos también para África. "Si debes errar..." Al menos, a pesar de la incoherencia doctrinal, pueden paliar -bondadosamente estos últimos- los desatinos papales.
Pasado y presente. El pasado no sólo son errores, salvo que se quiera caer en el cinismo de tantos políticos (3) y considerar así la larga lista de crímenes y cadáveres. Sin remontarnos a siglos pasados, sino sólo a las últimas décadas:
Gianmario Roveraro, Juan Pablo I, Giorgio Ambrosoli, Mario Tronconi, Emilio Duchi, Lorenzo Leone, Gabriele Cagliari, Raul Gardini, Emanuela Orlandi y Mirella Gregori, el comandante de la Guardia Suiza Alois Estermann, su mujer Gladys Meza Romero y el vicecaporal Cedric Tornay, Michele Sindona, Roberto Calvi, "el banquero de Dios" et alii. Roberto Rosone, vicepresidente del Banco Ambrosiano, acusó ante los jueces a Calvi de ser el responsable de un atentado contra su vida, en el que resultó muerto un neofascista; el padre Giovanni DaNicola, el mercenario Vincenzo Casillo, Graziella Corrocher, Giuseppe Dellacha, Mino Pecorelli, Antonio Varisco, Boris Giuliano, los cardenales Jean Villot, Sergio Pignedolli, Egidio Vagnosi, Peride Felici y Giovanni Benelli et alii...¿Suicidios, "muertes naturales" por ingerir cianuro o bien a causa de disparos con armas de fuego...?

Tal vez los criminales errores y simonías partan de una Caridad mal entendida. "La caridad cubre multitud de pecados" (primera epístola de San Pedro, cap. 4, 8). Fondos del monseñor de Bonis para "luchar contra la leucemia", "Ayuda a los niños pobres". No consta que se haya dedicado parte del dinero a "obras de caridad" (investigación interna del propio Vaticano).
Sin duda, que la encíclica Caritas in Veritate de Benedicto XVI debe de arrojar mucha luz para su buen entendimiento, si nos tomáramos la molestia de leerla. Cosa que prefiero presumir a comprobar. La misma luz que estas palabras suyas que cito de su época de cardenal para comprender la naturaleza del sujeto de la Oración (gramatical) que venimos analizando:
Por eso hoy la Iglesia se ha convertido para muchos en el principal obstáculo para la fe. En ella sólo puede verse la lucha por el poder humano, el mezquino teatro de quienes con sus afirmaciones quieren absolutizar el cristianismo oficial y paralizar el verdadero espíritu del cristianismo.Joseph Ratzinger, Introducción al cristianismo, Salamanca, Sígueme, 1970, pág. 301.
Con más conocimiento de causa podría el hoy Papa ratificar por qué vemos ese "rostro de la Iglesia santa a través de su faz deformada" de la que él mismo hablaba hace 40 años.
Proseguimos la reflexión sobre el sujeto en sí, el Vaticano. Cuando Mussolini reconoció la soberanía de la "Ciudad del Vaticano", el nuevo estado aprobó una ley fundamental(ista) que la reforma del año 2000 no aprovechó para cambiar. Me da que su texto, que es aplicable para el siglo XXI, no responde a los cambios políticos acontecidos después de la caída del Duce en su país y en el mundo:
"El sumo pontífice, soberano del Estado Ciudad del Vaticano, tiene la plenitud de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial".
Decía lord Acton precisamente pensando en estos sucesores del Imperio Romano, a menudo falsos apóstoles, que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.
En consecuencia, armonizar sus leyes y prácticas con las de la Unión Europea, de la que es inquilina, no parece tarea fácil, por mucha buena voluntad aparente que manifiesten. La prueba son los 23 millones de euros que la Fiscalía de Roma denuncia en la noticia "de actualidad" con que abría esta reseña del libro del periodista Gianluigi Nuzzi.
Para los ávidos de truculencias de espionaje, conexiones con la mafia, etcétera, no esperen hallar sino las inevitables que, cierto, no son pocas (vg: la logia masónica P2 de Licio Gelli, el mafioso Sindona). Al lector le espera más bien una línea farragosa, propia de seguir la pista a gruesos movimientos bancarios. Es lo que tiene investigar este tipo de delitos, y puede que también pecados. Los propiod de un paraíso fiscal.
Queda una pregunta evidente: ¿Cómo tamaña y gravísima documentación llegó hasta el autor? O lo que es parecido, ¿cómo es que la poderosa Iglesia no pudo impedirlo? Un dato. Nuzzi ha trabajado o trabaja -la solapa del libro no lo precisa- para Il Giornale y Panorama, ambas a las órdenes de Berlusconi. Es sabido que este no pasa por sus mejores momentos. Quizá le haya tentado no desperdiciar la ocasión de que a su vecino de la margen derecha del Tíber le suceda otro tanto. Más que nada por precaución propia de vecinos. Al llamado cavaliere le siguen lloviendo lolitas (¡otro que tal baila!) y el mensaje cruzado puede ser diáfano: los sermones y las encíclicas que los cumpla Su Santidad.
---

(1) "Vaticano, S.A." de Gianluigi Nuzzi, ed. Martínez Roca, 2010, 19,50€.
(2) Las últimas investigaciones son posibles porque desde 2003 por sentencia del Supremo, los tribunales italianos pueden fiscalizar sus cuentas e incluso bloquearlas como así han hecho.
(3) Por cierto, entre los beneficiados por esas cuentas secretas figura el siete veces presidente Andreotti, gran figura de la Democracia Cristiana, otro que sí cayó en manos de la justicia, el socialista Craxi, y el fundador de la Liga Norte, Bossi.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Con la mosca detrás de la iglesia (II): las cuentas del Vaticano


Si ponemos en Google Banco del Vaticano lo primero que salta a la vista es LAVADO DE DINERO. El banco que se ocupa de todo tiene el piadoso nombre de Istituto per le Opere di Religione, IOR. Su baranda ha sido denunciado...
Gianmario Roveraro, Juan Pablo I, Giorgio Ambrosoli, Mario Tronconi, Emilio Duchi, Lorenzo Leone, Gabriele Cagliari, Raul Gardini, Emanuela Orlandi y Mirella Gregori, el comandante de la Guardia Suiza Alois Estermann, su mujer Gladys Meza Romero y el vicecaporal Cedric Tornay, Michele Sindona, Roberto Calvi, et alii. Roberto Rosone, vicepresidente del Banco Ambrosiano, acusó ante los jueces a Calvi de ser el responsable de un atentado contra su vida, en el que resultó muerto un neofascista; et alii...
Caridad y cadáveres. Mezcla espantosa. "La caridad cubre multitud de pecados" (primera epístola de San Pedro, cap. 4, 8). Fondos del monseñor de Bonis para "luchar contra la leucemia", "Ayuda a los niños pobres". No consta que se haya dedicado parte del dinero a"obras de caridad" (investigación interna del propio Vaticano).
Pelis ilustrativas: "El cardenal" basada en un tipo real que ya era de película, Marcinkus; por supuesto, "El Padrino III"(recoge la tesis del asesinato de Juan Pablo I) y esta estupenda cita: «Recuerda hijo que la Justicia no es de este mundo, sino del otro». «Lo sé santidad, Justicia del otro mundo», añade Sordi. ‘Il marchese del Grillo’ (Mario Monicelli, 1981).
Del maravilloso blog sobre la vida en Roma (alguna vez citado y y que he puesto en "Afinidades" para que también lo tengáis a mano) cuelgo esta escena de un cardenal, impagable Vittorio Gassman, que entra inopinadamente en una asamblea dentro de una iglesia de barrio, años 70, cura obrero al frente,"¡Que no lleva la sagrada túnica!", le reprocha el purpurado. Vean: ‘Tantum ergo’ de Dino Risi, primer episodio de 'I nuovi mostri’ (‘Los nuevos monstruos’), 1977.
Santa Sede
. Desde el 1 de enero (del 2009) el Vaticano decide dejar de aplicar las leyes italianas «por su número exorbitante, porque son confusas, inestables, ilógicas, contradictorias y amorales», aunque han tardado más de un siglo en enterarse, ergo, sólo puede reinar la moral en el otro mundo.-. Foto de la brecha en la Porta Pia de las murallas vaticanas por donde entraron los bersaglieri, la infantería de las tropas italianas, en 1870.
(Acabas de ver materiales dispersos. Voy a preparar una reseña de "Vaticano, S.A.", reciente traducción de un libro que en Italia ha vendido 300.000 ejemplares pese al "respetuoso" silencio mediático, reverencia inequívoca hacia el vecino de la otra orilla del Tíber: http://www.beppegrillo.it/2009/06/vaticano_spa.html
Vaticano: la primera multinacional del mundo).
Aquí llegará el monarca del Ancien Regime, más conocido como Su Santidad, el sábado. ¿Cómo le recibimos?
La catolicidad de la Iglesia nos parece tan problemática como la santidad. Los partidos y contiendas han dividido la túnica del Señor, han dividido la Iglesia en muchas Iglesias que pretenden ser, más o menos intensamente, la única Iglesia verdadera. Por eso hoy la Iglesia se ha convertido para muchos el principal obstáculo para la fe. En ella sólo puede verse la lucha por el poder humano, el mezquino teatro de quienes con sus afirmaciones quieren absolutizar el cristianismo oficial y paralizar el verdadero espíritu del cristianismo. (...) Sólo podemos decir por qué vemos el rostro de la Iglesia santa a través de su faz deformada.Joseph Ratzinger, Introducción al cristianismo, Salamanca, Sígueme, 1970, pág. 301.

Si han leído con atención están en condiciones de responder a la pregunta, ¿Qué es el Vaticano?

a) Una multinacional (Ver libro “Vaticano, S.A.”).

b) Un estado democrático y social de derecho.

c) Una monarquía absoluta teocrática.

d) Dejémonos de hostias, es la Santa Sede.

e) Y tu cara el óbolo de San Pedro.

f) “El principal obstáculo hacia la fe” (Ratzinger dixit).

g) “El rostro de la Iglesia santa a través de su faz deformada.” (Otra vez el Papa).

ache) La única Iglesia verdadera.

y) No sabe/No contesta.

martes, 26 de octubre de 2010

Con la mosca detrás de la iglesia (I)

Hay días en que uno se levanta cristiano apuntando hacia Santiago y hacia allí se encamina, desayuno en el parador de Tordesillas, invitaste tú, fechas antes de la brutalidad del toro de la Vega, parada más espiritual en Valladolid: embriaguez ante la exposición montada por la National Gallery de Londres. Por la tarde, enfrente el colegio mayor de San Gregorio, una joya posrenacentista que atesora buena parte de las mejores obras de la provincia gracias a Berruguete, Gregorio Fernández y Juan de Juni, principalmente.
Nos esperaba una noche toresana en Toro, ¡dónde si no! Que peligro el vino de Toro, o más bien sus efectos. Recorrer la plaza paso a paso rindiendo culto a Baco, reminiscencias de la Herradura de Haro. La mayor concentración de sus templos en apenas dos callejas, las que conforman esa húmeda herradura. Pero preferiste regresar, a eso de las diez, como en los tiempos de Serrat o aquellos míos de los Pecos: http://www.youtube.com/watch?v=wBeHO0GhGLY.
Fue en Medina del Campo donde te encastillaste en el ¡mismísimo castillo de la Mota! En medio de una puesta de sol inconmensurable, quinientos años de la muerte de aquella reina católica que ahora se conmemoran, y tú joven descendiente heredas su España de cerrado y sacristía, como señaló don Antonio. Cómo olvidar su trémula carne aquella víspera de Santiago, nada que ver con la de la romería del poema lorquiano:


que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.

Fue la noche de Santiago (...)


Tuvo que ser otra mañana, de ésas que uno se levanta cristiano apuntando a Santiago pero sin apuntar, la consagrada a buscar no ya la pulga de la Chelito sino la mosca en aquel manto de la virgen (ver portada) que me hace mucha más gracia que esa fotografía real de hace unos días
con la mancha infame del Santander cubriendo a la Pilarica.
Recordaba a la sin par colegiata toresana incendiada hasta el cimborrio por las luces de un atardecer lejano. Esta vez la belleza me venía esperando en su interior, el policromado Pórtico de la Gloria, ¡siglo XII!, y ya la hostia, dentro de la sacristía, la famosa tabla flamenca de dudoso autor, conocida como la Virgen de la Mosca.
¡Qué poderosa atracción puede llegarnos de una estampa que representa una cotidianidad tan improbable! Será por eso mismo, su osada innovación ante la tradición de lo sacro la causa, esoterismos al margen. Otro tanto podemos decir de esa virgen embarazada que también acabamos de ver pintada. Puede que la belleza perenne resida en esa reunión irreconciliable de contrarios: virgen y embarazada, la virgen María sentada ofreciendo una pera a su hijo, María Magdalena y al otro lado santa Catalina de Alejandría. Detrás un calvo lector con antiparras, al que algunos expertos identifican con el padre putativo de la criatura, es decir, san José, para así completar el retrato de la sagrada familia. Amén.
Puede que la atracción imborrable resida entre dos almas a medias gemelas y sin embargo sin comunión. Descartado Toro, bajamos del castillo de la Mota, sentados en un banco en medio de la plaza más grande de Castilla, junto al monumento a la allí naciente letra de cambio. Las horas del reloj sentidas como un peso innegociable. Cuántas afinidades nos unen desde hace tanto pese a tu insultante juventud y cuántos muros en silencio nos contemplaban desde aquel suelo, recuerdo de oficios medievales para la posteridad inscritos en placas de latón. Como niños los recorrimos y los imaginamos. Con la emoción compartida y enturbiada por el fantasma de tu religión. Hubiera preferido pasar la noche solo. Te fuiste al alba. Con la frialdad de la mañana, con mi frialdad seguí hacia Toro. ¿Qué pensabas, no fue idea tuya? Tú mezclaste la virgen de la mosca y el vino del país. Si se consagran las liturgias con la sangre de Cristo, al menos eso nos hacen creer los curas mientras se trasiegan un buen riojilla, yo escuché promesas de nuestra sangre hecha vino toresano y concordia. ¡Ay, este corazón pagano te prometió repetir otra noche con "la luna doble de tu pecho"! Ahora lo sé que invoqué al pecado. Y te dejé marchar para siempre. Apenas eran las seis, ya sé que los dos dormimos poco. Escuchamos los primeros trenes rumbo a Madrid, o rumbo contrario. En uno montaste tú, yo cogí el rumbo contrario. Quisiera olvidar tu cuerpo de vestal romana, quisiera olvidar tus pechos redondos más blancos que la leche, quisiera olvidar tu belleza tan clásica, esa piel que huele a pureza, la misma que me recibe y se resiste, quisiera olvidar esa palidez que en la noche resplandece junto a tus cabellos desmadejados por estas manos parsimoniosamente, hebras de oro de ley, quisiera olvidar esa otra noche...Llegué a Toro a tiempo de tomar un chocolate con churros entre unos jóvenes tan sanos como ebrios. Serían poco más de las siete. Les pregunté, donde está ese famoso tentempié de la mañana dominguera, el mozo agarrado a su pareja me contestó: "No vayas, están todos borrachos. Nosotros venimos de allí". Y se rió, con una alegría tan sana que la inercia de mi rápida conducción mecánicamente me transportó al lugar. Lo único que no me gustó fue su cargada "atmósfera" de tabaco chabacano y ruido competitivo. Me sirvió el patrón y me permitió degustar el desayuno fuera. Hacía frío. Se podría decir del mismo con prosa de cuartel, que yo lo recibí "con caso omiso". Como la colegiata, ahora vista en su amanecer, permanecía cerrada, me senté de espaldas mirando el Duero. Me alegraba volver con luces tan opuestas. Pensaba ¡quién sabe mejor que este caminante ciclista cómo los paisajes cambian con sólo cambiar el sentido de los pasos! No es el mismo paisaje en tren de Barcelona a Mataró que de Mataró a Barcelona. En ésas estaba cuando un par de veinteañeras vino a sentarse junto a mí, ¡juro por mi honor que entre las dos sumaban más de veinte! (No me lo toméis en serio, esto es un reproche a ese capullo del Sánchez Dragó, que en su puta vida conocerá Japón, qué gilipolleces dice, niñas de 13 años, ¡fantasma!). Ni recuerdo con que famoso me confundieron, "mi amiga quiere besarte", pero me besaron las dos. Y nos besamos junto al cimborrio, vive dios que nos besamos, que conocí antes su lengua que su voz . (Esto, sí que es literatura y de la buena). Joder con la juventud leonesa*, salía el sol justo desde ese mirador de poniente y por mi bragueta helada. Decidí pasear de punta a punta esta ciudad: no salen rosas de la nada.
Di vueltas y vueltas hasta que por fin abrieron la colegiata, ¿es que no duermen las vírgenes en la cama? ¡Aaaaaay!!!
Entonces mi cerebro se enhebró, había leído un libro que como reportaje era bueno. "La Virgen de la Mosca (¿Qué hace la Iglesia ante el robo de una importante obra de arte?)" de Enric Balasch. En cuanto a novela no opino, ahora bien, amigo Balasch, necesitas un curso acelerado para mejorarla en el plano policial-judicial. Razón aquí. Esto es publicidad. Dirígete a los cursos de hotel Kafka de este año. Me comprometo a enumerarte todos tus yerros.
Las relaciones entre España y el Vaticano sufrieron un impasse con la República. La Iglesia perdió todos sus privilegios. Con el nuevo Concordato de 1953 se plasmó el apoyo de ese estamento al general Franco durante la guerra iniciada en el 36. Prebendas: vista ciega a lo que hicieran con su patrimonio. Con la "renacida" democracia allí por 1977 la Iglesia conservaba el 72% de sus recursos gracias al Estado. Los acuerdos de 1979 obligaban a esta secta de tanto calado a catalogar sus bienes e impedir cualquier clase de pérdida.
España junto a Italia guardan los mayores tesoros artísticos, con la diferencia de que allí se aprecian y aquí poco menos que se lamenta. Pasemos por alto la Guerra de la Independencia, los improbables lector@s que hayan llegado hasta aquí me lo agradecerán. ¡Ah, por mor de la Ley de la Memoria Histórica no puedo hacer lo mismo con lo pasado durante la Guerra de 1936, llamada "Civil"! "civil, pues, menos mal, oiga". Thomas Harris, agente secreto británico, trasladó ilegalmente de las Baleares a Inglaterra numerosos cuadros y donó al British Museum una valiosa colección de obras de Goya obtenida, según todos los indicios, de manera ilegal.
Tras la Guerra Civil, sigo con el reportaje citado, el comercio ilegal de obras de arte procedentes de España aumentó de manera alarmante. Dice el periodista, "la desinformación de muchos párrocos, les llevó a venderlas para lucro personal, para atender las necesidades de su parroquia, o para emprender mejoras en los templos". Ay, ay, ay, ay, ay, ay, en 1946, vendieron una Santa Casilda en el palacio arzobispal de Granada, el dios Pan escuchando tocar el arpa a Apolo, etc.
Regresemos, la vista ciega. Las prebendas del Concordato de 1953 facilitaron las ventas ante el escaso control que ejercía el Estado sobre el patrimonio Nacional. Ermitas, iglesias, monasterios, colegiatas, conventos, oratorios, cenobios, capillas y catedrales eran presa de coleccionistas y anticuarios de toda Europa, que se les hacía la baba ante todo lo que aquí se despreciaba. Era este escribidor quinceañero cuando supo del robo de la arqueta de Bañares, (entonces provincia de Logroño) una pieza románica esmaltada del siglo XII, entre las más valoradas de Europa.
(Continuará).
------------------
*Un sabio lector, o más probablemente lectora, me ha hecho ver que la juventud toresana es zamorana y no leonesa. Mi respuesta ha sido igual de amable, pero sin cambiar nada. La juventud toresana y zamorana es también leonesa, castellana, española, europea y terrícola, por ese orden. Gracias. Aprovecho también para desear al autor de esa maravilla que es "Piero della Francesca" y de la preciosa balada "Paréntesis", aquí maltratadas como de costumbre, su pronta recuperación. !Ay, Javier, mira que hacer alpinismo a las cinco de la mañana!

sábado, 23 de octubre de 2010

Más pillos: los santos y místicos.

Sobre el supernumerario de la foto, como dice la autora de este blog :"El tráfico de influencias existente en España – supuesto Estado de Derecho -, consigue que un individuo reincidente y sin escrúpulos, pueda llegar a disponer de vidas ajenas al estilo postguerra".
En la propia wikipedia avisan de que no cabe avalar esa parte de su currículum: catedrático de Psiquiatría de la Complutense.
Tampoco sé que opinarán sus compas de silicio de esto: http://http//www.opus-info.org/index.php?title=Enrique_Rojas%2C_la_minifalda_y_Tampax.
Si no fuera por la fama de este sujeto y la Obra que le respalda nos lo tomaríamos a guasa, como lo hace Iñigo, corresponsal de El Mundo en Roma acerca de esa misma querencia de los italianos:

"Una noticia de esta semana sobre un tipo que arrestaron con admiración los Carabinieri: «Un verdadero artista», reconocieron. Se trata de Matteo Politi, de 30 años, vecino de Verona (norte) que era empleado de una agencia de alquiler de coches hasta que, de repente, en 2008 decidió hacerse médico. Pero de la noche a la mañana, aunque no tenía ni el bachillerato. Falsificó el diploma del instituto, la licenciatura en Medicina -aprovechando un caso de homonimia con otro médico- y una especialización en cirugía plástica y estética. Trabajaba en seis centros de distintas ciudades y hasta en las urgencias de un hospital. Hasta daba clases en una escuela estética, iba a congresos y en su foto de Facebook aparecía con bata blanca y estetoscopio. Así se ha tirado dos años hasta que le han pillado.

En Italia hay mil juicios al año contra falsos profesionales. De médicos o abogados a arquitectos. El oficio más trampeado es el de dentista: se calcula que ejercen unos 15.000 intrusos ilegales."

Tirando de la cadena, volveremos a Italia próximamente, gracias al Opus y al ¡Banco de Dios!

Hagan boca, bocadito de cardinale, con estas nuevas denuncias a las finanzas del Vaticano. Y para hacer historia, magníficos los antecedentes que enlazan: ¿quién lava más blanco? Ariel, hombre qué cosas, una marca con nombre judío. No puede ser. Confie sus ahorros al IOR*, Instituto para las obras de la religión, con el asesoramiento del Opus y las oficinas con sede más santa, tanto en el cielo como en la tierra. Ciudad de Dios, santa sede delEstado celestial del Vaticano, al otro lado del Tíber y de los problemas mundanos.

-----* No confundir con la marca GIOR, a_Mano_detergente_liquido , aquella del viejo eslogan, "un poco de pasta basta". En algo, después de tantos siglos de coexistencia, coinciden al menos los moradores de las dos orillas del Tevere: un po di pasta non basta. (Se emplea la palabra pasta en la única acepción que los italianos entienden, la alimenticia, referida a ellos. Para los ochocientos y pico habitantes del Vaticano, la acepción que vale es la 12ª del María Moliner: dinero o riqueza. Ya ven, algo menos material).

Tras tanta pasta, de postre un vídeo curioso: Lucio Dalla declara: "Ha habido un equívoco, yo admiro al Opus Dei". El equívoco, que ha durado más de 3 décadas (al menos desde su pertenencia a "Los subversivos") se debe a que en todo ese tiempo ha participado en manifestaciones y conciertos de la izquierda porque "le pagaban por ello". Juzguen ustedes mismos: Lucio Dalla, El Opus Dei y las pajas (mentales).

Y un apunte más: la-residencia-de-estudiantes-y-el-opus.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Pillos, truhanes, malayos.

Es algo que me llena de estupor el nombre que la pasma pone a su trabajo: operación malaya. ¿Que tienen contra Malasia? Se lo digo al amigo Krahe, tu gloria es infinita, hasta entre los maderos tienes seguidores. "Entero pasó abril, entero mayo/ y sigues sin llamar, putón malayo". En la santísima trinidad de la foto el trino es uno en cuanto al malayo connotativo se refiere.
Leí la mañana del sábado en el magazine de "El Mundo" entre churros y chocolate que festejaban veintitantas horas de trabajo un reportaje sobre los 50 mayores truhanes y "pillos" (guiño cariñoso de los reporteros a la picaresca autóctona) españoles de todos los tiempos. Me asombra que su preeminente diario digital no digitalice tan expresivas páginas del carácter español. Cuando lo haga, esperamos, puede que glosemos a algún personaje histórico de esa lista. Mientras, hago memoria de lo leído. Noto la malevolencia de mezclar seguidos a tíos de hace siglos con los procesados "sub judice". Objetividad como efecto. Pro domo sua El Mundo destaca aquellos truhanes/pillos que gracias a su trabajo de investigación -eran otros tiempos- ellos mismos desvelaron. Ay, les falta su director, ¡con cuántas barajas ese paisano truhán ha jugado en sus contubernios con el poder! Pedro José, porqué no le has echado arreboles, del rey abajo ninguno, por honor -y tu gusto por el trabajo periodístico bien hecho- esta lista debiera encabezarla el mismísimo monarca. ¡Cuantos vasallos suyos han penado por él, un tal Javier de la Rosa, bien llenos sendos bolsillos, o aquel descendiente directo de Cristobal Colón!
Que pena de cine castizo, el buen material que tiene y no aprovecha su filón. El falso difunto Francisco Paesa habría lubricado la máquina creativa de Pirandello tan bien como lo hizo con su fu Mattia Pascal (el difunto Matías Pascal) junto a dos directores franceses contemporáneos y Monicelli con Mastroianni después. El chorizo Roldán por esos mares y su madre tan cerca, vecina de mis años en Zaragoza en la avenida Tenor Fleta. Rodriguez Menéndez con quien compartí ascensor apenas tiroteado y ya vuelto a la vida. Comparten cartel con Jesús Gil y Gil, cuántos faxes del "ostentóreo" alcalde leí haciéndole la pelota a un poder judicial del que tanto largaba y que tantas veces le metió mano pero nunca lo suficiente. Esa morosidad prorrogó su virreinato de Marbella. Mariano Rubio, gobernador del Banco de España, un ministro infame de Cultura para más señas, sí Jorge Semprún, alias Federico, el cabeza de chorlito según la Pasionaria, puso su mano en el fuego en un consejo de ministros por él. Se la quemó. No le importaba, era gente de su misma jet(a).
¡Qué trabajo más titánico enumerar la laya de pillos y truhanes de este reino! Por eso, que pido descanso: continuará. Epílogo:
http://www.opus-info.org/index.php?title=Santos_y_Pillos/La_Espa%C3%B1a_de_Franco%2C_entre_F%C3%A1tima_y_Bruselas


lunes, 18 de octubre de 2010

El manto del Santander pa la Pilarica

De la grata rutina de leer los blogs de la izquierda, lo digo por la ubicación ideológica y porque están en el mío en ese margen, he sacado esta preciosa foto.
Me ha recordado una jota que tal vez en los años estudiantiles entoné alguna vez con la voz calentita de Cariñena. Dice así:

Que no quiere ser francesa,
la Virgen del Pilar dice
q
ue no quiere ser francesa,
que quiere ser Capitana
de la tropa aragonesa
de la tropa aragonesa
la Virgen del Pilar dice.

Un orgullo singular
tienen los aragoneses
un orgullo singular
porque tienen por Patrona
a la Virgen del Pilar
a la Virgen del Pilar
tienen los aragoneses.

Si ahora dispusiera de Cariñena bastante la cantaría con este pequeño aggiornamento:

No quiere ser de Satán,
la Virgen del Pilar dice
q
ue no quiere al Santander,
que quiere ser Capitana
de la tropa aragonesa
de la tropa aragonesa
la Virgen del Pilar dice.

Un muy singular botín
han dao a los aragoneses
un muy singular botín,
¡qué manto del Santander!
pa la Virgen del Pilar
pa la Virgen del Pilar
han dao a los aragoneses.


domingo, 3 de octubre de 2010

Colores de octubre

Después del largo verano y del agradable veranillo de San Miguel, este domingo, así de pronto, por más que nos lo avisaran los hombres del tiempo -y también las mujeres-, ha llegado el otoño. Este blog personal e intranscendente tiene alma de cronista a la vieja usanza y no perdona la ocasión de referir en esta, por añadidura, melancólica tarde de domingo que su alma dolorida va acusando gravemente el paso del tiempo. En los relojes de sol solía inscribirse este latín: vulnerant omnia, ultima necat. Todas nos joden, la última nos remata (es obvio que hago una traducción libre. Para mí, la muerte empieza desde el primer llanto, coincidiendo con eso que algunos optimistas llaman vida. En realidad la vida es una pérdida. No hace falta añadir que esta idea no sólo se me ha ocurrido a mí. En este camino hacia la muerte, la muerte tiene algo de fatal liberación, un mal arreglo que nadie quiere).
Henry David Thoreau escribió un libro Colores de otoño. Y decía:
Octubre es el mes de las hojas pintadas,octubre es como el cielo al atardecer.
Puso la fecha a cada planta en este proceso,al trébol, al arce, al olmo, al roble
y a la gran lluvia de hojas cuya belleza podría competir con una exposición de
piedras preciosas. Pero todo esto "hay que estar preparado para verlo"; "los objetos
-dice Thoreau- suelen ocultarse de nosotros, no tanto porque estén
fuera de nuestro campo visual, sino porque no concentramos nuestra
mente ni nuestra mirada en ellos", porque "en el paisaje hay
exactamente la belleza que uno está preparado para ver, ni un gramo
más".
Ocurre con el paisaje en relación con la belleza, como en general con nuestra existencia en
relación con la verdad, que es el terreno de la ética. Que uno está preparado para soportar una determinada cantidad de verdad, ni un gramo más. Pondré un enxiemplo aparentemente banal, el doping del ciclista Alberto Contador (recomiendo la lectura del blog de ciclimo de mi alter ego Sergio, cuyo link tenéis en el margen izquierdo). Le pillan como a tantos, porque más difícil que ganar es que no terminen por pillarte, y se inventa el despropósito del solomillo contaminado en una improbable carnicería de Irún. Lo más increíble es que además de ofender a la inteligencia y de paso gratuitamente a los ganaderos de Irún y de todo el territorio español, El "Marca" que es con diferencia el periódico más ojeado lanza unas abrumadoras encuestas de apoyo a la versión de Contador. Pero es que la presunta ciencia no le va a la zaga, El catedrático Alejandro Lucía vertía desde su tribuna en "El País" grandes dosis de (des)conocimiento. Concluía ratificando y "explicando" la torpe coartada del ciclista, "Así de sencillo". Así de simple es usted. Tampoco me lo creo.
Ay octubre de rojo, revolucionario, a amarillo, jaune, amarillento, amarillista. Que pena.

REPETICIÓN DEL OTOÑO
El año reescribe la página del comienzo: aquel otoño "saltó sobre
nosotros desde lo alto de la montaña", decía hace tiempo Jean Giono.
Me gusta este autor que escribía que su oficio era abrir ventanas.
Es decir, encuadrar, mirar, mostrar. Que veía el ejemplo de la
armonía en un canto de río, arrastrado y rodado por la corriente.
También que la lluvia, el viento, la tormenta cantan enseñanzas
sagradas, o que el enlace de río, riberas y arroyos mide el ritmo de
nuestros pasos, que la montaña te enseña a respirar o que el árbol
instruye a estar de pie. Que todo, en fin, enseña, habla y te hace
persona. Etc., etc...
Y el rodar del tiempo en el paisaje prosigue, lector, pausadamente y
tenemos sin planteárnoslo la necesidad de su ritmo y la confianza en
su retorno. Y, en general, cada tiempo es un lugar y cada lugar un
tiempo. Todo momento tiene, tuvo, tendrá su paisaje...
Una vez dentro del círculo de la fugacidad y el retorno, podemos
entrar en los significados.
(Del libro "Miradas sobre el paisaje" de Eduardo Martínez de Pisón.)

Otra sugerencia: leer este intranscendente post escuchando "Solo un uomo" de Nicolò Fabi. Eso hacía este triste escriba al escribirlo, en parte gracias a Patrizia. Y gracias también a Ikuko y Tomoko, recién llegada de Osaka, por acompañarme en esta tarde de domingo otoñal.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Las justificaciones del poder (un poco de memoria en la presentación de "José K torturado" de Javier Ortiz)

Hay empeños que acaban viendo la luz, y con el tiempo, no sólo negro sobre blanco, sino con sonido y colores. Javier Ortiz fue torturado en tiempos de Franco y en tiempos de demócratas como el ex ministro de Interior Martín Villa. Sin embargo, tiene razón el prologuista de la obra, el escritor Isaac Rosa, cuando afirma que eso probablemente no haya sido lo que determinó su constante denuncia de la tortura. Jorge del Cura puede que no la haya conocido pasivamente, en cambio, está documentado como pocos, e igualmente su trabajo al frente de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura no desfallece.
Años después, en marzo 1996, Javier intervino en las Jornadas "Diez años contra la Tortura" en el centro cultural "Conde Duque" de Madrid. El señor Ortiz acostumbraba a leer -por cierto, con buen timbre- lo que antes había concienzudamente elaborado, pero hete ahí, cual habitual tocapelotas, que prefiere interpelar al auditorio y plantearle un caso extremo: un terrorista es detenido después de poner una bomba a las puertas de un colegio. Pregunta a los convocados en ese acto por la Asociación contra la Tortura, ¿estaría justificada la tortura para evitar la muerte de seres inocentes? Silencio en la sala, carraspeos y malestar creciente...
En ese dramatismo inesperado está el origen de la ficción Jose K torturado. Una actriz con genio y determinación, Sandra Toral, quedará marcada por aquel inquietante silencio. No tardará en llamar a la redacción del periódico "El Mundo" para contactar con el conferenciante:
- Le propongo que haga una obra de teatro.
- Señorita, debe haber un error.
No, aunque llamaba a un tipo muy realista, no había error. La prueba es que Javier Ortiz acabó escribiendo la obra y añadió a su asendereado curriculum de periodista, ensayista, escritor (él se decía escribidor) y editor el título de dramaturgo. Asistí a la única representación en vida del autor en el palacio modernista de la Sociedad de Autores de Madrid un único 11 de abril de 2005. Al leerla, pasados más de 5 años, aún resuena prodigiosamente en mis oídos el monólogo en la voz inigualable del actor y doblador Ramón Langa (que en España, gracias a la aversión de génesis franquista a los subtítulos, es la que se oye en las películas que interpretan Bruce Willis y Kevin Costner):
"El cabrón era listo de verdad. Sabía de qué hablaba..."
En fin, la cosa no tuvo más difusión a pesar del escrito de presentación de José Saramago y el apoyo de la productora Parallax de Ken Loach. Ya en esa conferencia primigenia Javier Ortiz lo presentía.:
"La sociedad española... no sabe de la tortura porque no quiere saber nada de la tortura. Porque le viene muy bien no saber nada de la tortura. Como le viene muy bien no saber nada de pateras, de racismo, de xenofobia, de cárceles, de marginalidad".
(Sobre este dibujo de su hermano Josemari Ortiz, don Quijote alanceando al pobre Sancho, véase: http://http//www.javierortiz.net/jor/jamaica/cosas-desagradables).
Asisto hoy, domingo, a la presentación del texto en la fiesta del PCE editado por Atrapasueños con la colaboración de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura. Siguiendo la larga secuencia temporal expuesta no me cabe la menor duda de que pese a las silencios eternos y a las obstrucciones más recientes la actriz y directora Sandra Toral dirigirá su puesta en escena como ella quiere y no muy tarde. Lo esperamos.
Decía esta mañana Isaac Rosa que la tortura no es que no exista. Es que es invisible. "Un agujero negro policial y jurídico". Y es también un agujero negro -añade- "de los creadores (escritores, cineastas*, intelectuales en general)".
Con ocasión del gravísimo atentado en Barajas, que además rompió la última tregua, si repasamos las hemerotecas me enorgullece haber sido de los pocos en romper ese silencio junto a Javier Ortiz. Y justo como en el caso de la obra, ante dos terroristas, hoy condenados por las muertes y daños causados. Lo que no se sabe tanto es que las torturas denunciadas también han prosperado, aunque no sea lo corriente. ¿Estaría justificada la tortura ante los malvados, así fuera sólo por venganza? No está de más recordar que los detenidos por el atentado de la T-4 fueron torturados después de la explosión. Es en los casos extremos donde se pone a prueba la buena conciencia ciudadana y la solidez de las garantías y derechos que los políticos hipócritamente proclaman. No existe dilema moral cuando el torturado o condenado a la máxima pena es héroe en vez de villano, inocente en vez de malvado. En cambio Jose K no se arrepiente de sus numerosos crímenes, acaso los primeros pesan más hasta que la repetición trivializa el delito y calma la mala conciencia de los que la están perdiendo. Y es inteligente. Como el cruel Torquemada de Galdós. O el constructor Rubén Bertomeu de la novela de Chirbes "Crematorio". Sólo en las viejas películas a que está abonada Telemadrid los malos son feos, sucios y tontos.
Claro, quienes defienden la pena de muerte o la tortura en principio o en teoria admiten su excepcionalidad: ante los caso más graves, ante los criminales más horrendos. La realidad al alcance de quien quiera conocerla es que se ejecuta en gran número y no siempre a culpables. En cuanto a la tortura es imposible establecer datos fiables porque es algo que sucede en las cloacas del poder, y cuanto más gordos son los políticos responsables menos quiere conocer los detalles. "Me he enterado por la prensa", González dixit. En eso no se diferencian tanto del común del personal.
En otros temas espinosos como el racismo la coartada del poder es similar. Lo vemos cada verano. Berlusconi, maintenant Sarkozy. El orden, la seguridad, la salubridad como excusas, aunque trasciendan documentos en que se dice machaconamente: "Prioritariamente los gitanos". Especialmente en tiempos de crisis, asistimos a la aceptación de la racionalidad aparente del Estado, no sólo en las clases más populares, sino en las más preparadas e incluso de izquierdas. Las excusas citadas serían -para gente biempensante- el cortafuegos del racismo, cuando, en realidad, ese dirigismo gubernamental lo propaga discriminando a grupos por entero. (Recomiendo vivamente a estos últimos la lectura de este reciente artículo:
"El racismo, una pasión que viene de arriba" de Jacques Rancière.)
-------
*Alguna vez he citado más allá de los clásicos ejemplos en el cine de "La muerte y la doncella", "El estado de sitio" o la censurada durante la transición "El crimen de Cuenca", la más reciente Das experiment basado en el "Stanford Prison Experiment". Comentaba esta mañana con Jorge del Cura como los experimentos de Milgram dan la clave, por más que se silencien, de las justificaciones de la tortura, ¡hasta llegar al asesinato!, ejecutada por jóvenes universitarios. Sobre la experiencia de los crímenes del nazismo no es nada descabellado por tanto deducir la participación y responsabilidad de la mayoría de la población alemana. Es algo que hoy se admite sin demasiados aspavientos. Ya ven, las justificaciones del poder valen para todas esas ignorancias voluntarias del común de los mortales que enumeraba arriba citando la conferencia de Javier Ortiz. Tortura, pateras, racismo, xenofobia, cárceles, marginalidad.

domingo, 12 de septiembre de 2010

¡Bravo por la fotógrafa!

En posts como el anterior (¡hace 15 días!) la mayor dificultad, además de las que contaba en él sobre la oposición de Martina a desafiar las leyes de Newton, fue hacer los descartes del gran legado fotográfico que nos dejó para la ocasión la japonesita Ikuko Fujii. Hasta ese momento no le había reconocido su labor porque Ikukito prefiere el anonimato a la posteridad. ¡Y mira que sus fotos son dignas del premio Pulitzer! Hasta la etiqueto como Ikukito para despistar. Pero no pude por menos que agradecérselo en un inédito apartado y, a partir de ahora, he abierto otra etiqueta que dice: fotos de Ikuko Fujii, donde pueden verse un porrón de buenas fotos, ante la insignificancia de mi océano de palabras. En ellas, si echáis un vistazo, se aprecia como capta los detalles en apariencia más triviales para dotarlos de una expresividad inenarrable. Buen ejemplo es la foto de arriba, uno de los descartes que hice y que, sin embargo, registra a la perfección la vehemente resistencia de Martina a la práctica deportiva. Traté de apoyarme literariamente en las ironías del Krahe contra el alpinismo. ¿Verdad, que no es lo mismo? Bien se ve en la foto (Martina protestando, yo a punto de rendirme) que sus razones, siguiendo de nuevo a Newton, eran de peso.

domingo, 29 de agosto de 2010

Martina y el alpinismo

"Huyendo de Mary Pepa un buen día me enrolé
por poner tierra por medio y ya puestos a poner,
en un grupo de alpinistas que iban para el Everest."
Claro que huía de Mary Pepa, pero nos quedaba un poco lejos el Everest. Como hacía calor convenimos que tampoco sería mal sitio huir a Cercedilla, incluso más cerca que Navalagamella, y más aún de Navalunguilla (ver etiqueta de Navalunguilla y/o Navalagamella si tenéis el día ocioso).
Ya un poco más arriba de las dehesas, papá Blas estudiaba la cartografía a seguir, sentía literalmente la presión de mi hija (¡no soy una litera, coleguilla!) para que la navegación fuera venturosa, y bien veréis que lo consiguió. Lo que os digo, aquí lo podéis ver:
"Y con tiempo favorable comenzamos a ascender,
ellos con sus banderitas, yo ya con dolor de pies.
Saltaré los pormenores, pasaremos un primer
escalón hasta alcanzar otra cota, otro nivel".

Martina protestaba, para qué hacer ejercicio, "no lo entiendo, estoy sudando". Caminar es sano. "Pues yo me canso". Entonces, me acordé de mi amigo Javier, ese cantautor de protesta, cuyos versos estoy intercalando. Es de otra generación, que odiaba el deporte, como cosa de necios, aunque muchos de ellos seguían el fútbol o lo que fuera de reojo. Una superchería más de los del 68 y 69. En el caso del Krahe, no lo es; desde luego, ha sudado bastante, nunca ¡alcanzando el Everest!
Para qué subir, añadía Martina contestataria, ¡si después hemos de bajar! Pero arriba, Martina, respondía su madrastra Ikuko, nada que ver con la que tuvo la infeliz Cenicienta, podrás contemplar un grandioso paisaje. Sí, ¿pero hay chuches?, yo quiero un gelatto. En eso la pillé, cara figlia, in su podrài sfruttare di tutto quello che tu vuoi.
Estos diálogos gráficamente los podéis intuir a través de esta foto:
"Cuando todo da lo mismo
¿por qué no hacer alpinismo?"

De todas maneras mejor remojar los pies:

"Yo si no os importa mucho coronar el Everest
sin mi ayuda, pues os dejo y ya nos vemos después."
Nos dimos fuertes abrazos, se fueron y, ahí me tenéis:
solito por esas nieves con un sandwich y un quinqué.

Eso parecía decir Martina desanimada, es que no sólo era subir, en su primera experiencia no entendía mal: luego había que bajar, estando así parada ganaba tiempo y progresaba más.


Y arriba, era verdad, nos esperaba un tesoro no prometido:

¿Lo podremos ver?
Unos libros que a Martina entusiasmaron. Mientras este amanuense leía Miradas sobre el paisaje del ilustre geólogo Eduardo Martínez de Pisón, mi hija LO CONTEMPLABA en pose que ya hubiera querido Unamuno (ver foto de portada) y leía esos escritos que la gente desde un porrón de años había dejado en los cuadernos que las piedras de la foto cobijaban. Incluso emborronó una cuartilla entera, ¿toda para mí?, me dijo. Sí. Le hizo mucha ilusión. Esto es lo que puso:
Martina bajó la montaña transfigurada y muy contenta. ¡Hasta con la promesa de volver! "Tenemos que volver, porque dentro de unos meses -se lo había asegurado- pondrán en el libro nuevo mi nota".
Luego, por fin abajo, disfrutó de su premio, un refresco y el gelatto prohíbido que su mamma sólo le permite los domingos. Mañana vuelve de Roma, como allí son artigianali (artesanales) espero que se haya dado un buen atracón, y se le pase esa provocada obsesión.
Con el éxtasis y sereno equilibrio que proporciona el ejercicio tuvo momentos para la reflexión. "Quiero conocer a ese amigo tuyo que canta Navalagamella, Navalagamella, tenemos que hablar sobre alpinismo..."


"Cuando todo da lo mismo ¿por qué no hacer alpinismo".
-La Yeti (primera parte) de Javier Krahe. (Continuará).

(Agradecimientos. Este post no sería el mismo sin la gran aportación fotográfica de Ikuko y la prestancia de su modelo. A su lado, este humilde escribidor reconoce su insignificancia y que lo transcrito no dejaría de ser una pálida huella sin su colaboración).

lunes, 19 de julio de 2010

18 de julio

Entre italianos, alemanes y moros, además de portugueses, llegaron a ser 300.000 los extranjeros que ayudaron -con su aviación, tanques, artillería y barcos -a los sublevados contra la legalidad republicana.
Por su parte, el gobierno de la República obtuvo una precaria ayuda de armas enviadas desde el lejano México y otra más importante de la Unión Soviética -con consejeros militares-, si bien cuidadosamente medida, de acuerdo con la política de la Tercera Internacional. Fenómeno aparte es la presencia en España de las famosas Brigadas Internacionales de voluntarios antifascistas de todo el mundo, que contribuyeron valerosamente a la defensa de la República, aunque sus componentes nunca pasaron de 35.000 y comenzaron a salir de país en octubre de 1938. La creación del Comité Internacional de No Intervención, mediatizado por Alemania e Italia, tuvo como irónico y trágico resultado que el gobierno republicano se viera en la práctica imposiblitado de adquirir armas en el extranjero, mientras que los países totalitarios continuaban actuando con toda tranquilidad en apoyo de los sublevados.
ROMANCERO REPUBLICANO

De gran belleza es el Romance de Francisca Solano , de FRANCISCO GINER:

¡Alta Francisca Solano
por los pinos de la sierra!
En Peguerinos sonaran
sus risas blancas y nuevas
cuando buscó al enemigo
por la callada arboleda.

Con un fusil en la mano,
como una rosa morena,
allá va con sus hermanos,
canto y luz, por la vereda.
Era un sábado de julio
cuando cruzaron la sierra...

O éste de RAFAEL BELTRÁN LOGROÑO, El niño campesino, que trae a la memoria --- y no sólo por el título --- El niño yuntero de Miguel Hernández:
Le vieron desde el camino,
en aquel campo le vieron,
con un trozo de metralla
Clavado dentro del pecho.
Apenas su sangre era
roja fuente que en silencio
iba regando la tierra
de los campos de barbecho.
Eran sus manos morenas
como dos pájaros muertos,
sin vida para ser vistos,
sin alas para los vientos.
¡Ay, mi niño campesino!
¿Quién puso tanto veneno
en la mano del canalla
que ha desgarrado tu cuerpo?
¿Qué culpa tenías tú,
en ti, qué enemigo vieron,
si iba con tu taleguilla
cantando por el sendero
a levantar las alondras
de entre los surcos abiertos?
El más santo de los Antonios colaboró durante la guerra en toda clase de publicaciones republicana hasta la extenuación especialmente en Hora de España, en Valencia declaró: "El porvenir lo defiende el pueblo; el fascismo es la fuerza de la incultura."

De Miguel Hernández es un drama en cuatro actos y en verso, Pastor de la Muerte, de 1937- 1938:

El dieciocho de julio
del año que nos traspasa
de bestia desesperada.
Reluciente fecha, amigos
de mi aldea y de mi alma.
Los ricos contra los pobres
traidoramente se lanzan,
tras de cuatro generales
traidores de pura raza,
temerosos de perder
las rentas y las espadas,
unas ganadas a robos,
otras a traición ganadas.
Los pobres contra los ricos
levantaron sus murallas
el dieciocho de julio
para que no las pasaran,
y hoy, treinta de agosto, aún
ni las rompen ni las pasan.
En el otro bando Giménez Caballero resumía sus Secretos de la Falange:
Frente al "homo oeconomicus" del marxismo, nosotros afirmamos que el hombre vive de todo menos de pan ... A las masas, como a las mujeres, hay que ofrecerlas fiestas, guerras, pasiones, botines, torbellinos, indecibles embriagueces.

¿De actualidad, no?

El obispo de Cartagena, que durante una ceremonia bélico-religiosa, tras bendecir una nueva remesa de armas recién llegadas de Italia, llegó a decir lo siguiente: "¡Benditos sean los cañones, si en las brechas que ellos abren florece el Evangelio!"
En Poesía en armas Ridruejo sentía de esta manera el 18 de julio de 1936:

"No se puede vivir", dijo la rosa.
Y en las manos del joven encendido
amaneció el milagro del disparo.
Amén.

- Textos extraídos de la "Historia social de la Literatura española (en lengua castellana)", de Carlos Blanco Aguinaga, Julio Rodríguez Puértolas e Iris M. Zavala.